¿Has descansado en vacaciones?

septiembre 1st, 2015 | Posted by carlosfernandezgallardo in Calidad de vida - (Comentarios desactivados en ¿Has descansado en vacaciones?)

Ya para casi todos las vacaciones se han acabado; el nuevo curso escolar está a las puertas y el tiempo nos dice que el verano va dejando paso al otoño. ¿Qué tal han ido estas vacaciones?

Tal vez hayas decidido escapar a algún lugar remoto, cambiar de aires, relajarte o por el contrario irte a un voluntariado…pero, en cualquier caso ¿has conseguido descansar de verdad?

Lo primero de todo para descansar bien, es saber qué o quién es lo que nos cansa. Tal vez te cansa tu trabajo, tu jefe, la suegra o la cantidad de actividades en las que está implicado durante todo el año. Tal vez estás cansado de no hacer nada o cansado de estar cansado.

Se me ocurre que hay tres formas de descansar, una para cada tipo de cansancio. Puedes descansar físicamente, si estás cansado del trabajo físico, de tanta actividad, de correr maratones o de dormir poco. Este cansancio es el más fácil de recuperar. Basta con un poco de sueño reparador, una buena alimentación y listo.

Hay otro cansancio del que es un poco más difícil recuperarse; el cansancio mental. Tal vez tu día a día sea de mucho pensar, gestionar y coordinar, donde el estrés está a la orden del día. Mil problemas, mil frentes abiertos. En definitiva, mil cosas que demandan tu atención en las que hay que pensar. Para descansar de este tipo de cansancio no es suficiente una escapada de unos días. Es necesario hacer realmente un esfuerzo por desconectar la cabeza de todas esas preocupaciones y saber cortar con ellas. El cambio de aires físico por supuesto que favorece y ayuda al cambio de aires mental, pero también tenemos que saber delegar, dejar de sentirnos imprescindibles y que somos el centro de nuestro universo. Saber decir que no a tiempo puede ser también de gran ayuda.

Por último se me ocurre que hay un tercer tipo del cansancio del que es mucho más difícil recuperarse. Ese cansancio emocional por una situación complicada sostenida en el tiempo. Puede ser una enfermedad, un problema familiar o una situación de insatisfacción personal o profesional, causada por un motivo u otro. En estos casos unas largas vacaciones tan sólo nos darán un poco de alivio pero poco más. Entonces ¿qué hacer cuando la situación sobrepasa nuestros limites o se escapa de nuestro alcance?

Yo creo que en este caso todos necesitamos conectar con nuestro centro, con nuestro “yo transpersonal”, con nuestro Ser Superior. Cada uno que lo llame como quiera. En este caso, no es nuestro cuerpo ni nuestra mente, sino nuestro espíritu el que necesita alivio. Hay quien se hace unos ejercicios espirituales o hay quien se marcha a Nepal para encontrase consigo mismo. Hay quien entregándose a los demás, a los más desfavorecidos, es como encuentra este descanso.

Sea como fuere, no esperes a estar a punto de explotar. Todos sin excepción, de un modo u otro necesitamos descansar para rehacernos por dentro, para volver más fuertes, con más vitalidad y con más energía.

Busca en el ajetreo de tu día a día ratos que te permitan descansar de la manera más adecuada: Cuerpo, Mente y Espíritu.

Os dejo con un spot publicitario muy divertido de Decathlon que viene al caso.

Por favor, comparte esto con tus amigos si te ha gustado. Un abrazo y muchas gracias por leerme.

Carlos

Recuperando la paz interior

abril 24th, 2015 | Posted by carlosfernandezgallardo in Calidad de vida - (Comentarios desactivados en Recuperando la paz interior)

¿Otro día más de estrés y de no parar? En nuestra vida cotidiana y agitada hay infinidad de cosas que nos quitan la paz. Excesivas preocupaciones, sobrecarga laboral, querer hacer muchas cosas, querer estar en todos los sitios. Todo esto hace que sintamos que nos faltan horas al día. La absorción a la que nos vemos sometidos por la tecnología o los cambios continuos y tan repentinos de nuestra sociedad por los que nos sentimos arrastrados a velocidad vertiginosa nos ponen a diario en situaciones límite con alto nivel de estrés.

Pero en medio de todo este caos, es posible encontrar un rincón en tu interior en donde refugiarse, coger energías y hallar esa paz natural que parece querer esfumarse. No hay necesidad de huir a ningún lado.

¿Sabes ya que te da a ti esa paz? Y lo más importante, ¿sabrías como encontrarla?

De forma temporal, encontramos paz en unas buenas vacaciones, evadiéndonos a un lugar de descanso o en actividades lúdicas los fines de semana o quizás en practicar algún deporte con regularidad. Pero esta paz es efímera y se esfuma pronto. Entonces, ¿dónde encontrar una paz más duradera que un fin de semana o unas horas de deporte? Tal vez sea el pensar a diario en tus seres queridos y sentirte agradecido por cuanto te rodea; tal vez sea empezar cada día con unos breves ejercicios de relajación y respiración, o porqué no, con un rato de oración. Sea lo que fuere lo que encuentres que te da paz, creo que en definitiva se resume en trascenderse de las cosas mundanas y dejar que tu espíritu, alma o como lo quieras llamar se encuentre con su Esencia.

En fin, cada uno debe descubrir su método. No es fácil pero ahí está el reto. El reto de todos y cada uno de nuestros días para encontrar la fuente de esa paz duradera. Dejar a un lado las preocupaciones o cosas desagradables del día anterior y comenzar una nueva mañana como una nueva oportunidad en la que el futuro está por escribir y nosotros somos los autores del momento presente.

No tengas miedo ante la incertidumbre del futuro; no te preocupes por las cosas que pueden llegar a pasar y que la mayoría de las veces nunca pasan. Siéntete agradecido por cómo eres, por lo que haces, por las cosas que tienes (en ese orden) y por encima de todo, por todo el amor que te rodea. Mi padre me decía cuando yo era pequeño que preocuparse significaba “ocuparse antes de tiempo”. Ocupémonos pues de lo que tenemos entre manos que ya es bastante y dejemos al porvenir y a la providencia que nos sorprendan. Hay una frase del nuevo testamento que seguro que alguna vez la habéis oído y que a mi me reconforta leerla y pensar en ello:

“No os preocupéis por el día de mañana, pues el mañana se preocupará de sí mismo. Basta con las preocupaciones de cada día”

Bien, ya para terminar, por favor, no te olvides del humor. Fundamental. Esa chispa vital que es capaz de dar la vuelta a la tortilla a cualquier situación. Te dejo con este divertido vídeo:

Un abrazo,

Carlos

Propósitos de año nuevo

enero 9th, 2015 | Posted by carlosfernandezgallardo in Calidad de vida | Coaching - (Comentarios desactivados en Propósitos de año nuevo)

Querido lector, ¡Feliz año nuevo!

Un año nuevo ha comenzado para todos. Un año cargado de ilusiones, esperanzas y 365 días para llenarlos de vida y de sentido. Y como casi siempre, llegadas estas fechas todos empezamos a hacernos propósitos para el año que acabamos de estrenar: aprender un idioma, apuntarnos al gimnasio, dejar de fumar, terminar aquella obra que tenemos pendiente y un largo etcétera. Todos los años igual. Septiembre y enero son las fechas en las que los gimnasios y academias hacen su agosto.

¿Y qué pasa luego? Lamentablemente nuestra falta de voluntad y constancia hace que aquellas buenas intenciones no duren más allá de un trimestre (si llegan).

No esperes a enero o a septiembre, ni siquiera al próximo lunes para empezar a hacer aquello que quieres y deseas conseguir. El día es hoy. Sé valiente y no te pongas más excusas.

Te propongo 5 puntos clave a tener en cuenta para definir bien tus objetivos y aumentar su probabilidad de logro. Si aún queda algún Rey Mago rezagado, es posible que todavía pueda leer tu C.A.R.T.A.

 

Como decía Han Solo en la “Guerra de las Galaxias”:

¡Que la fuerza (o mejor dicho, la CARTA) te acompañe!

Si te ha gustado, compártelo con tus amigos. Muchas gracias y como siempre, un fuerte abrazo.

Carlos