Juego – La rueda de tu vida

julio 7th, 2014 | Posted by carlosfernandezgallardo in Coaching | PNL - (Comentarios desactivados en Juego – La rueda de tu vida)

Qué bien esto de las cámaras digitales que puedes ver instantáneamente la foto que acabas de hacer. No hay que esperar a revelar el carrete. Hoy te propongo un juego para tomar una fotografía instantánea, pero de tu vida.

rueda de la vida

Cómo se juega

Verás que esta rueda tiene 10 radios graduados. El juego consiste en poner en los extremos de cada radio, un pilar o un principio o un valor sobre el que se sostiene tu vida a día de hoy. Por ejemplo, algunos valores fundamentales podrían ser: salud, amor, espiritualidad, dinero, familia, responsabilidad, respeto, ocio, amigos, trabajo, pareja, desarrollo personal, deporte, carrera profesional…

¿Qué es importante para ti en tu vida a día de hoy?

A continuación, tras haber escrito en el extremo de cada radio un valor o área fundamental, sobre la escala graduada de cada uno de los radios, marca con un punto del 0 al 10 cómo estás viviendo ese valor o principio a día de hoy (siendo cero que no lo estás viviendo nada y diez que lo estás viviendo a tope). Ojo, que no consiste en poner cómo te gustaría vivirlo, sino cómo lo estás viviendo actualmente. Recuerda que vamos a sacar una foto de ahora. Por ejemplo, si estás en paro pero el trabajo es muy importante para ti, el trabajo es un valor que hoy en día lo estás viviendo muy poco (0, 1 o 2). Si los amigos son importantes en tu vida y hoy en día estás rodeado de amigos que te quieren, lo estás viviendo con un valor alto (8, 9 o 10).

Una vez que hayas puntuado cada uno de los valores de la rueda, une los puntos y sombrea la parte interior del dibujo que te ha salido.

¿Cómo ha quedado tu rueda/foto de la vida? Si el dibujo es de todo menos una rueda, tranquilo ¡Qué no cunda el pánico!

Bien, si esa fuera la rueda de un coche, ¿cómo andaría? ¿qué significado tienen en tu vida aquellos valores más bajos? ¿y los más altos? ¿cómo de importantes son ambos? ¿qué pequeña cosa puedes hacer ya para que uno de los puntos suba de forma considerable? Si mejoras en un sólo de estos punto, ¿qué crees que les sucederán a los demás?. Bien, ¿a qué estás esperando para ponerte manos a la obra?

Date cuenta que todos estos y muchos más son valores sobre los que se sostiene tu vida. No son valores aislados. Todos están interrelacionados y juntos te definen como persona. Mejorando un aspecto, indudablemente el resto mejorará. Así que ¿por cual empezamos?

Manos a la obra y a trabajar. Pasados unos meses repite de nuevo este ejercicio para ver los cambios. ¡Te sorprenderás!

Ya me contarás. Un fuerte abrazo,

Carlos Fernández

Poniendo las cosas claras

junio 23rd, 2014 | Posted by carlosfernandezgallardo in aprendizaje - (Comentarios desactivados en Poniendo las cosas claras)

Si le preguntas a alguien que qué es lo que quiere en la vida, seguro que mucha gente te responderá “ser feliz”. Cómo no; es nuestro fin en la vida. Pero, ¿qué es para ti ser feliz?

Tal vez sea disfrutar de tu familia, vivir una jubilación tranquila viendo a los tuyos prosperar, disfrutar de lo que estás haciendo ahora, ganar mucho dinero, gozar de una buena salud, entregar tu vida a los demás… El concepto universal de ser feliz es muy ambiguo. Eso mismo nos pasa cuando nos ponemos metas a corto, medio o largo plazo; habitualmente solemos divagar. Quiero adelgazar, quiero tener un trabajo, me gustaría sentirme más comprendido, quiero sentirme mejor conmigo mismo, etc.

Vamos a centrarlo un poquito. ¿Cuánto quieres adelgazar y en cuánto tiempo?, ¿qué trabajo quieres tener? ¿de qué modo te gustaría sentirte más comprendido y por quién exactamente? ¿qué es para tí sentirte mejor contigo mismo, en qué aspectos?

Lo primero que tenemos que hacer si pretendemos conseguir o cambiar algo que no nos gusta es definirlo bien. A veces tenemos más claro lo que NO queremos que lo que SI queremos. Bueno… es un comienzo.

Seguro que has oído hablar de las reglas para la buena definición de objetivos. Te presento a: ¡SMARTER!

SMARTER nos va a servir para que tengamos bien claro lo que queremos y de este modo nos sea más fácil conseguirlo.

Cuando te propongas una meta dale una pensada para que sea SMARTER:

– eSpecífica. Concreta lo más posible lo que quieres (o no quieres). Cuantos más detalles, mejor. Recréate en ello, imagínatelo, ¿cómo te ves habiendo conseguido tu propósito? ¿cómo te ven los demás? ¿Qué te dicen (o te dices a ti mismo)? ¿Cómo te sientes habiéndolo logrado?

– Medible. ¿cómo vas a medir que vas avanzando por el buen camino? ¿Cómo lo sabrás? Ponte hitos que te vayan sirviendo de indicadores de tu avance. A lo mejor tienes que trocear tu gran sueño, en sueños u objetivos pequeñitos que a medida que vayas consiguiendo te servirán de indicador de tu avance

– Ambiciosa. Lo suficientemente ambiciosa como para poner toda la carne en el asador. Si no es ambiciosa no te vas a motivar lo suficiente y es posible que al poco tiempo abandones. ¿Qué te va a aportar haber conseguido….? ¿Para qué quieres…? Busca de entre tu lista de valores, cual es el valor que está más allá de tu objetivo. Puede ser tranquilidad financiera, estabilidad emocional, salud, crecimiento personal, reconocimiento, amor…

Realista. Que lo puedas lograr. No te pongas retos imposibles para ti, para evitar caer en frustraciones. Tú mejor que nadie sabes de lo que eres capaz. Determinación y ¡a por ello!

Tiempo. Pon un fecha. Una meta es un sueño con fecha de entrega. Cuando nos ponemos une fecha para conseguir algo es cuando inconscientemente empezamos a movilizarnos. Somos así. Si no hay fecha, todo queda en el aire y nunca empezamos.

Ecológica. Con tu entorno, con tu familia, con tus amigos, con tus compañeros, con tu gente. ¿Cómo les va a afectar el que tú consigas…? ¿Es respetuoso con ellos? ¿Qué impacto va a tener en tu entorno? Busca el bien por encima de todo.

Recompensa. ¿Cuándo lo hayas conseguido, que recompensa vas a tener? ¿Para qué te va a servir? ¿Qué valor de tu vida pretendes cubrir? Cuando perseguimos algo, lo hacemos para algo. ¿Para qué lo haces tú?

Por último, pero no menos importante, ponlo por escrito. Resúmelo en una sola frase si es posible. ¡Léelo! ¿Cómo te suena? ¿Quieres poner o quitar algo? ¡Adelante!

Dale una pensada más, o dos, o tres, hasta que te guste como queda. Que al leerlo te suene convincente, te emocione, te haga desearlo.

Ya sabes qué hacer para que la próxima vez que te hagas un propósito típico de año nuevo o del mes de septiembre, éste no se quede en agua de borrajas.

TODO ESTÁ EN TI.

escalera_coaching

Si te gusta, compártelo con tus amigos. Me encantaría que me hicieras partícipe de tus logros.

Un abrazo fuerte,

Carlos

Una palabra “mágica” para construir tus sueños

junio 16th, 2014 | Posted by carlosfernandezgallardo in aprendizaje | Coaching - (Comentarios desactivados en Una palabra “mágica” para construir tus sueños)

Cuando mi hija tenía 7 años, un día por la mañana temprano, de camino al cole, me preguntó: ”papá, ¿cuál es tu sueño?”

Entre lo dormido que yo estaba y lo sorprendente de la pregunta, no supe qué contestar. “¿Cómo?”, le dije.

Sí, ya sabes, como Corin, la Barbie que soñaba con ser mosquetera”, me contestó.

Qué bonita la sinceridad y visión de los niños pequeños. Esto me dejo pensativo y reflexionando. ¿Cuáles son nuestros sueños? ¿Para qué nos levantamos cada mañana? ¿Qué queremos dejar en este mundo cuando ya no estemos en él?

Hoy te quería contar un pequeño truco para ir construyendo esos sueños o deseos.  No tienen por qué ser grandes sueños, simplemente son tus sueños; esos son los mejores..

La gran diferencia entre la teoría y la práctica, el truco, es la palabra GROW. Grow es un verbo inglés que significa crecer. Así que vamos a empezar a crecer en el camino por la consecución de nuestras metas. Utilizamos GROW como las siglas de:

– Goal

Reality

Options

Will

GOAL. Es nuestro objetivo, nuestra meta. Es lo primero que tenemos que tener claro. ¿Qué quiero conseguir?

Conseguir un trabajo antes de fin de año, mejorar mi nivel de inglés, lucir tipín este verano, ser más cariñoso, comunicarme mejor con mi hija pequeña …

Cuando tengas claro lo que quieres conseguir, escríbelo, ya que escribir nos ayuda a tomar conciencia y a tener más presente nuestra meta. Cuantos más detalles mejor, pero siendo claro y conciso. Sin enrollarse.

En mi caso, por ejemplo, mi objetivo es escribir un artículo por semana en este blog.

REALITY. Explora tu realidad, tu situación actual. ¿Dónde estoy y qué me está pasando?

Si quieres alcanzar la meta, primero tienes que saber dónde está la salida de la que partes, para así trazar y seguir el camino más recto posible. Por ejemplo, para explorar esta situación actual podemos preguntarnos qué hemos hecho hasta ahora – si es que hemos hecho algo – para conseguir nuestro objetivo y cuáles has sido los resultados. De lo que he probado, ¿qué ha funcionado? ¿qué no? ¿cuáles han sido los motivos por los que sí o por los que no?

Podemos pensar en qué cosas, personas, recursos necesitamos para movernos de esta situación actual en donde ahora nos encontramos, hasta esa situación deseada. Seguro que ya contamos con muchos de estos recursos; tal vez otros los tengamos que incorporar a nuestra mochila y seguro que muchos otros tendremos que dejarlos a un lado para que no frenen nuestro avance.

En mi caso, mi situación actual es que ya tengo construida la estructura del blog y cuento con un borrador de ideas. Tengo material para escribir (libros, vídeos, etc) y muchas ganas de hacerlo. Necesito como mínimo un par de tardes libres a la semana para escribir y revisar cada artículo.

OPTIONS. Una vez aclarado lo que queremos y en qué punto nos encontramos, vamos a crear diferentes opciones o alternativas que están en nuestra mano hacer. Si nos sirve de ayuda podemos aportar ideas en plan Brain Storming, en donde lo que prima es la cantidad de opciones aportadas más que la viabilidad de ellas. ¡Imaginación al poder!

Dicen que si no tienes ninguna opción estás muerto, si tienes una estas obligado, si tienes dos estás en un dilema y si tienes tres opciones es el comienzo de una verdadera elección.

De todas las alternativas generadas, ¿cuál ves más viable? ¿por dónde vas a empezar? ¿y luego? ¿y después?

Siguiendo con mi ejemplo, para sacar esos ratos libres a la semana, podría salir de mi otro curro dos horas antes o dejar a los niños “abandonados” sin hacerles caso o compaginarme con mi mujer para sacar una tarde libre a la semana o buscar ratos por la noche una vez terminadas las obligaciones familiares y domésticas o levantarme antes por las mañanas …

WILL. Es la voluntad, el compromiso. La fuerza de voluntad para ponerme manos a la obra y hacer lo que me he comprometido en el paso de generación de opciones. Los coaches decimos que sin acción no hay coaching y esta es la gran diferencia frente a otras disciplinas. Así pues, ¡acción!

Volviendo a mi caso, de todas las opciones generadas y conociendo la logística de mi casa y mi situación personal, creo que la más viable en mi caso es sacar la tarde de los lunes, de 18:30 a 20:00 y la noche de los miércoles de 10:30 a 00:00 para ponerme con el portátil a escribir mi blog.

Así pues, empecemos por ahí. Una vez estemos metidos en faena, podemos ver si es necesario ajustar el plan elegido con el fin de asegurarnos su cumplimiento. Tal vez, especialmente la noche de los miércoles esté muy cansado y prefiera cambiarlo por los jueves más temprano. Prueba y error.

Tenemos que ser exigentes con nosotros mismos para cumplir con el compromiso que nosotros mismos nos hemos puesto y así no defraudarnos, pero a la vez tenemos que ser lo suficientemente flexibles para aceptar cambios y asumir circunstancias internas o externas que pudieran alterar nuestro plan.  También es posible que a medida que vamos avanzando por el camino que hablábamos antes, veamos nuevas cosas que antes no veíamos o tomemos conciencia de nuevas alternativas o puertas que se nos abren. Como digo, vamos a ser flexibles para adaptarnos al cambio y seguir avanzando con rigor hacia nuestra meta.

Siempre pongo el mismo ejemplo. Desde donde estás ahora mismo, tal vez veas a gente paseando por la calle a través de una ventana; si te levantas y avanzas hacia a la ventana, lo que ves será seguro diferente a lo que veías cuando estabas sentado. No tiene por qué ser mejor ni peor, ni ver más o ver menos, simplemente diferente. El movimiento te lleva a una nueva perspectiva. ¡Aprovéchala!

Por último, respóndete a  estas 3 preguntas clave:

¿QUÉ VAS A HACER?

¿CÓMO LO VAS A HACER?

¿CUÁNDO LO VAS A HACER?

Resumiendo: fíjate un objetivo lo más concreto posible, mira a ver que necesitas para conseguirlo, que tienes ya o que te hace falta tener/soltar, genera alternativas o modos de conseguirlo, elige la que mejor te vaya y a trabajar.

“El éxito es un camino de continuos fracasos”

Te dejo este vídeo en el que se explica muy bien esto del Coaching. Se titula “¿Te atreves a soñar?”

Espero que te haya servido. Si te ha gustado y quieres, compártelo con tus amigos.

Un abrazo fuerte,

Carlos