Gestión del tiempo. Lo importante, lo urgente.

julio 21st, 2014 | Posted by carlosfernandezgallardo in Gestión del tiempo

Seguro que más de una vez has pensado que 24 horas al día no son suficientes para hacer todo lo que tienes que hacer. Si no eres capaz de gestionar 24 horas imagínate lo que sería gestionar más.

El tiempo es nuestro mejor recurso y es un recurso limitado. ¿Por qué cambias tu tiempo? ¿cambias tu tiempo por trabajo dentro y/o fuera de casa?, ¿por ocio?, ¿por amigos?, ¿por familia?, ¿por el móvil?, por…

Hace unos años escuché una frase que me encanta de mi profesor de PNL:

“Somos seres humanos, no haceres humanos”

Siempre tan ajetreados por el hacer, que se nos olvida SER. Y yo el primero. Empiezo el día ya levantándome con el tiempo justo; luego corriendo al trabajo para no llegar tarde. En el trabajo no paro de atender peticiones y correos electrónicos. Luego a casa a seguir trabajando: los niños, los baños, las cenas, recaditos y gestiones varias, escribir el blog, etc. Al final acabo casi todos los días a las tantas, agotado y sin haber parado. Más o menos esa es mi rutina diaria. Y así van pasando los días, las semanas y hasta los meses. Y cuando te das cuenta ya has cumplido un año más. ¡Uf!

Menos mal que de vez en cuando mi mujer y yo sacamos unos ratitos para nosotros solos para compartir un café y charlar sobre nuestras inquietudes, planes, anhelos o lo que sea;  o simplemente para ver una peli juntos. Es muy necesario.

Y también de vez en cuando hasta me organizo para sacar un ratito para mí, para salir a correr o a montar en bici. Ah, ¡benditos momentos de soledad! Es en esos ratos en donde me gusta pensar. Me evado de las preocupaciones del día, se van las tensiones y los malos rollos. Me gusta hacer planes.

El simple hecho de escribir este artículo, me está ayudando a tomar conciencia de lo rápido que vivo mi vida, así que voy a intentar poner un poco de sosiego entre tanto bullicio.

¿Recordáis el conocido cuadrante de lo urgente y lo importante? Es más o menos así:

importante_urgente

Por ejemplo, en el primer cuadrante –urgente y ni importante – ahora mismo tendría tareas como renovar la licencia antivirus en el ordenador que ya ha expirado.

En el segundo cuadrante tengo pendiente firmar mañana los documentos de la asociación para llevar al notario el lunes sin falta.

En el tercer cuadrante por ejemplo, ir al ayuntamiento a domiciliar el pago del impuesto de circulación.

Y por último en el cuarto cuadrante construir el coche teledirigido a mi hijo y revisar mi proyecto de plan de vida laboral.

¿Te sientes identificado con alguno de ellos? ¿En cuál se te va la mayor parte del tiempo? Nos pasamos gran parte de nuestras vidas en el primer y segundo cuadrante, despachando tareas sin fin; unas salen pero van entrando otras nuevas y así pasan los días.  Vamos posponiendo aquello que no es urgente pero si importante.

Hasta que, Dios no lo quiera, si algún día ocurriera alguna desgracia, lo más probable es que te acordaras precisamente de aquello importante pero no urgente que dejaste sin hacer y que ya no tiene remedio. Aquel beso a tu madre que no diste, aquella reconciliación que nunca llego a suceder, aquel regalo que podías haber hecho, aquel proyecto precioso que se quedó en el aire, aquella montaña por subir…

Es como para darle una buena pensada, ¿no crees?

Me encanta esta película titulada “Una cuestión de tiempo”. Espero que os guste.

Un abrazo,

Carlos

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.