Toma de decisiones

septiembre 8th, 2014 | Posted by carlosfernandezgallardo in Coaching - (Comentarios desactivados en Toma de decisiones)

En coaching una de los cosas más importantes que trabajamos para la consecución de un objetivo, es la generación de opciones.

 “Si no tenemos opción, estamos muertos; si sólo tenemos una opción, estamos obligados; si tenemos dos opciones estamos en un dilema; si tenemos tres opciones, somos libres”

Muchas veces ante un problema que nos abruma, nos bloqueamos y no somos capaces de ver alternativas; seguro que recuerdas alguna situación parecida en la que probablemente sentiste una gran ansiedad. Actualmente existen muchas técnicas de creatividad y de generación de opciones. Tal vez la más conocida y utilizada desde hace años sea el “Brain Storming”. Para que un “Brain Storming” sea efectivo, hay 4 reglas básicas que deben cumplirse.

1.- Evitar todo juicio. Somos muy dados a juzgar rápidamente y enseguida hacer comentarios sobre cualquier cosa. Por muy descabellada que pueda parecer una idea, por muy salvaje que pueda sonar, abstenerse de hacer todo tipo de juicio o comentario tipo “qué barbaridad” o “menuda tontería”, risitas o actos jocosos similares. Eso mata la creatividad.

2.- Libre pensadores. Cualquier idea es bienvenida. Por muy imposible o inimaginable que parezca, todo está bien. Es posible que de una idea disparatada pueda surgir nuevas soluciones geniales. Si pensamos fuera de lo común, podemos conseguir resultados fuera de lo común.

3.- La cantidad importa. Esta vez y por llevar la contraria, lo que prima es la cantidad de ideas aportadas, no su calidad. Cuantas más ideas, más opciones habrá donde escoger y analizar posteriormente. Además, lo más probable es que las primeras ideas sean las más razonables o lógicas; las ideas frescas e imposibles suelen tardar más en aparecer; hay que coger un poco de carrerilla para empezar a ser creativos. Unas 40 ideas sería una buena cifra.

4.- 1+1=3. Combina ideas para generar otras nuevas. Tal vez combinando dos ideas, surja una tercera idea mejor. Tal vez puedes modificar una sola palabra de una idea ya apuntada para generar una variante nueva.

Ahora algunas pistas para que una sesión de Brain Storming sea productiva.

Lo mejor es hacerla en grupo; si estás solo, trata de buscar al menos a una persona que anote tus sugerencias, para que tú puedas centrarte sólo en crearlas.

Siempre un grupo es más creativo y tiene más fuerza que una persona sola.

La sesión de tormenta de ideas deben limitarse a un máximo de entre 20-30 minutos.

Una vez terminada la generación de ideas y anotadas en un papel, déjalo ahí hasta el día siguiente. Hoy ya no se hace nada más. Deja a tu inconsciente que digiera todo.

El día siguiente es el día del análisis y evaluación. Toma el papel de ayer, revisa todas las ideas anotadas, evalúalas y desarrolla las que prometan más para llevarlas a la práctica. Pueden surgir ideas para poner en práctica inmediatamente, otras que son necesarias evaluarlas, seguirlas más tranquilamente y otras que son nuevos enfoques o puntos de vista del problema.

Y lo más importante de todo, que la sesión de generación de ideas sea lo más divertida y distendida posible. Puedes hacerla paseando, jugando, haciendo el tonto. Entre risas es más efectivo. Si al principio te cuesta ponerte a ello, piensa en ideas para un problema tonto, como por ejemplo:

“cómo estudiar con la luz apagada”

“cómo conducir un coche con una sola rueda”

“cómo comerse un filete a 3 metros de distancia”

Cuando hayas cogido carrerilla y tu cabeza esté en modo creativo, enfoca las ideas hacia el problema real que te atañe y verás cómo resulta más fácil. Un buen ejemplo en el cine de toma de decisiones es la película “Apolo 13”. Disfrutadlo.

Besos,

Carlos

Vivir la vida

agosto 31st, 2014 | Posted by carlosfernandezgallardo in Calidad de vida - (Comentarios desactivados en Vivir la vida)

Ayer, tras un día largo, estaba bañándome en la piscina de la urba a las 11 de la noche. Me encontré con mi amigo Javier y nos pusimos a charlar un rato. Qué gozada poder estar dándose un baño a esas horas de la noche y disfrutar de la paz y tranquilidad del entorno a la luz de la luna, o de las farolas como en este caso. Hablamos sobre lo curioso que es que de los 70 vecinos que somos en total, casi ninguno hacen este tipo de cosa (bueno, de hecho está prohibido bañarse fuera del horario del socorrista).

Travesuras aparte, que maravilla poder disfrutar de estos pequeños placeres que nos brinda la vida cada día. Sólo tienes que prestar un poquito de atención a todas las cosas que te rodean, a cuantas y cuantas experiencias tienes oportunidad de vivir y ser lo suficientemente listo para no dejarlas pasar por alto. No es cuestión de tener más o menos, es cuestión de cómo encarar la vida que te ha tocado vivir. Me viene a la cabeza la poesía de Henry David Thoreau que se hizo famosa por “El club de los poetas muertos”:

“”Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y
extraer todo el meollo a la vida, y dejar a un lado todo lo que no fuese vida,
para no descubrir en el momento de mi muerte, que no había vivido.” 

Qué bueno si viviéramos cada día así. Decía un profesor mío que la gran pregunta no es saber si hay vida después de la muerte, sino si hay vida antes de la muerte.

Me siento muy agradecido por la vida que vivo, por estar rodeado de tanta gente que me quiere, que me ayuda a superar los momentos difíciles cuando vienen y que me contagia de su alegría en cada encuentro, ya que gracias a ellos y empezando por mis padres y por mi mujer, soy como soy.

Os dejo con esta impresionante entrevista a María de Villota, que en paz descanse.

Si te ha gustado, compártelo con tus amigos. Un abrazo fuerte,

Carlos

El Método Merlín

agosto 18th, 2014 | Posted by carlosfernandezgallardo in aprendizaje | Coaching - (Comentarios desactivados en El Método Merlín)

Hoy quiero proponerte un pequeño ejercicio. Echa una ojeada al siguiente dibujo:

coaching - método Merlín

En Coaching a este tipo de ejercicio lo llamamos “El método Merlín“. Es decir se trata diseñar una situación futura deseada y desde allí ir dando marcha atrás hasta el día presente para ver que es necesario que suceda con el fin de hacer realidad ese sueño. Vamos a hacer un esfuerzo de imaginación por ponerlo en marcha.

Lo primero es pensar en ese sueño, en esa situación futura que la deseamos estar dentro de 2 o 3 años y visualizarla con todo lujo de detalles, “como si” ya fuese realidad alcanzada. En realidad visualízate habiéndolo conseguido ya; es un hecho, una realidad, no un sueño. Dónde estoy, con quién estoy, cómo visto, qué estoy haciendo, cómo paso los días, qué dicen los demás y yo mismo sobre mí, cómo me siento, etc… Cuantos más detalles imagines mejor.  Haz balance.

A continuación, y partiendo de ese momento en el futuro (¿2016 por ejemplo?), lleva la vista un poco hacia el pasado. ¿Qué cosas he tenido que aprender para llegar aquí? ¿Qué competencias nuevas tengo? ¿Cómo soy percibido hoy por mi entorno?

Seguimos retrocediendo en el tiempo. ¿Qué miedos he superado? ¿Qué o quienes me quitaban energía? ¿Qué lastres me quedan aún por soltar? ¿Qué ideas, pensamientos o creencias me impedían avanzar?

Vamos un poquito más aún atrás en el tiempo. ¿Qué me motivó para dar el paso? ¿Qué personas han sido claves para sostener esa motivación? ¿Cómo me las arreglo para que lo que me da energía esté presente en mi día a día? ¿Cuál fue el deseo de cambio que me impulsó para llegar hasta donde hoy estoy?

mago merlin - disney

Por último, llega hasta el día de hoy, hasta el presente. Diseña un plan de acción a corto, medio y largo plazo con los pasos que vas a dar para llegar hasta tu sueño. Pon hitos que te indiquen si vas avanzando por el buen camino y que vas superando cada una de estas cosas que has ido descubriendo en tu regreso del futuro.

Recuerda las reglas SMARTER para la buena definición de tus objetivos. ¿Por dónde vas a empezar? ¿Cuándo vas a empezar? ¿Qué necesitas para lanzarte? ¿Cuál es el primer paso? ¿Y el siguiente?

Finaliza este ejercicio poniendo bien grande por escrito en un trozo de papel tu enunciado o Afirmación personal. Puede ser algo similar a:

“Yo, Carlos, estoy haciendo/trabajando/he sido capaz de …… Para ello he tenido que aprender a …… y he superado el miedo que tenía a …… dejando atrás …… y contando con el apoyo de …… que han hecho que hoy en día haya sido capaz de hacer realizad mi sueño de ……”

¡En marcha! Cuenta con mi apoyo si necesitas ayuda; estaré encantado de que me cuentes tus planes. Si te ha gustado, compártelo con tus amigos.

Un fuerte abrazo,

Carlos