Juego – La rueda de tu vida

julio 7th, 2014 | Posted by carlosfernandezgallardo in Coaching | PNL

Qué bien esto de las cámaras digitales que puedes ver instantáneamente la foto que acabas de hacer. No hay que esperar a revelar el carrete. Hoy te propongo un juego para tomar una fotografía instantánea, pero de tu vida.

rueda de la vida

Cómo se juega

Verás que esta rueda tiene 10 radios graduados. El juego consiste en poner en los extremos de cada radio, un pilar o un principio o un valor sobre el que se sostiene tu vida a día de hoy. Por ejemplo, algunos valores fundamentales podrían ser: salud, amor, espiritualidad, dinero, familia, responsabilidad, respeto, ocio, amigos, trabajo, pareja, desarrollo personal, deporte, carrera profesional…

¿Qué es importante para ti en tu vida a día de hoy?

A continuación, tras haber escrito en el extremo de cada radio un valor o área fundamental, sobre la escala graduada de cada uno de los radios, marca con un punto del 0 al 10 cómo estás viviendo ese valor o principio a día de hoy (siendo cero que no lo estás viviendo nada y diez que lo estás viviendo a tope). Ojo, que no consiste en poner cómo te gustaría vivirlo, sino cómo lo estás viviendo actualmente. Recuerda que vamos a sacar una foto de ahora. Por ejemplo, si estás en paro pero el trabajo es muy importante para ti, el trabajo es un valor que hoy en día lo estás viviendo muy poco (0, 1 o 2). Si los amigos son importantes en tu vida y hoy en día estás rodeado de amigos que te quieren, lo estás viviendo con un valor alto (8, 9 o 10).

Una vez que hayas puntuado cada uno de los valores de la rueda, une los puntos y sombrea la parte interior del dibujo que te ha salido.

¿Cómo ha quedado tu rueda/foto de la vida? Si el dibujo es de todo menos una rueda, tranquilo ¡Qué no cunda el pánico!

Bien, si esa fuera la rueda de un coche, ¿cómo andaría? ¿qué significado tienen en tu vida aquellos valores más bajos? ¿y los más altos? ¿cómo de importantes son ambos? ¿qué pequeña cosa puedes hacer ya para que uno de los puntos suba de forma considerable? Si mejoras en un sólo de estos punto, ¿qué crees que les sucederán a los demás?. Bien, ¿a qué estás esperando para ponerte manos a la obra?

Date cuenta que todos estos y muchos más son valores sobre los que se sostiene tu vida. No son valores aislados. Todos están interrelacionados y juntos te definen como persona. Mejorando un aspecto, indudablemente el resto mejorará. Así que ¿por cual empezamos?

Manos a la obra y a trabajar. Pasados unos meses repite de nuevo este ejercicio para ver los cambios. ¡Te sorprenderás!

Ya me contarás. Un fuerte abrazo,

Carlos Fernández

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.