Toma de decisiones

septiembre 8th, 2014 | Posted by carlosfernandezgallardo in Coaching

En coaching una de los cosas más importantes que trabajamos para la consecución de un objetivo, es la generación de opciones.

 “Si no tenemos opción, estamos muertos; si sólo tenemos una opción, estamos obligados; si tenemos dos opciones estamos en un dilema; si tenemos tres opciones, somos libres”

Muchas veces ante un problema que nos abruma, nos bloqueamos y no somos capaces de ver alternativas; seguro que recuerdas alguna situación parecida en la que probablemente sentiste una gran ansiedad. Actualmente existen muchas técnicas de creatividad y de generación de opciones. Tal vez la más conocida y utilizada desde hace años sea el “Brain Storming”. Para que un “Brain Storming” sea efectivo, hay 4 reglas básicas que deben cumplirse.

1.- Evitar todo juicio. Somos muy dados a juzgar rápidamente y enseguida hacer comentarios sobre cualquier cosa. Por muy descabellada que pueda parecer una idea, por muy salvaje que pueda sonar, abstenerse de hacer todo tipo de juicio o comentario tipo “qué barbaridad” o “menuda tontería”, risitas o actos jocosos similares. Eso mata la creatividad.

2.- Libre pensadores. Cualquier idea es bienvenida. Por muy imposible o inimaginable que parezca, todo está bien. Es posible que de una idea disparatada pueda surgir nuevas soluciones geniales. Si pensamos fuera de lo común, podemos conseguir resultados fuera de lo común.

3.- La cantidad importa. Esta vez y por llevar la contraria, lo que prima es la cantidad de ideas aportadas, no su calidad. Cuantas más ideas, más opciones habrá donde escoger y analizar posteriormente. Además, lo más probable es que las primeras ideas sean las más razonables o lógicas; las ideas frescas e imposibles suelen tardar más en aparecer; hay que coger un poco de carrerilla para empezar a ser creativos. Unas 40 ideas sería una buena cifra.

4.- 1+1=3. Combina ideas para generar otras nuevas. Tal vez combinando dos ideas, surja una tercera idea mejor. Tal vez puedes modificar una sola palabra de una idea ya apuntada para generar una variante nueva.

Ahora algunas pistas para que una sesión de Brain Storming sea productiva.

Lo mejor es hacerla en grupo; si estás solo, trata de buscar al menos a una persona que anote tus sugerencias, para que tú puedas centrarte sólo en crearlas.

Siempre un grupo es más creativo y tiene más fuerza que una persona sola.

La sesión de tormenta de ideas deben limitarse a un máximo de entre 20-30 minutos.

Una vez terminada la generación de ideas y anotadas en un papel, déjalo ahí hasta el día siguiente. Hoy ya no se hace nada más. Deja a tu inconsciente que digiera todo.

El día siguiente es el día del análisis y evaluación. Toma el papel de ayer, revisa todas las ideas anotadas, evalúalas y desarrolla las que prometan más para llevarlas a la práctica. Pueden surgir ideas para poner en práctica inmediatamente, otras que son necesarias evaluarlas, seguirlas más tranquilamente y otras que son nuevos enfoques o puntos de vista del problema.

Y lo más importante de todo, que la sesión de generación de ideas sea lo más divertida y distendida posible. Puedes hacerla paseando, jugando, haciendo el tonto. Entre risas es más efectivo. Si al principio te cuesta ponerte a ello, piensa en ideas para un problema tonto, como por ejemplo:

“cómo estudiar con la luz apagada”

“cómo conducir un coche con una sola rueda”

“cómo comerse un filete a 3 metros de distancia”

Cuando hayas cogido carrerilla y tu cabeza esté en modo creativo, enfoca las ideas hacia el problema real que te atañe y verás cómo resulta más fácil. Un buen ejemplo en el cine de toma de decisiones es la película “Apolo 13”. Disfrutadlo.

Besos,

Carlos

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.